Deutsch in aller Welt      
  Facebook   Unsere / Nuestros / Our
Websites 
  Newsletter
Peru-Spiegel-Mail 
 
Loading
 

CAAL

Oxapampa 2017

Blumenau 2016

Joinville 2015

Nova Petrópolis 2014

São Paulo 2013

Buenos Aires 2012

Frutillar 2011

Joinville 2010

Pozuzo 2009

Juiz de Fora 2008

Tovar 2007

Entre Ríos 2006

Blumenau 2005

Santiago 2004

Montevideo 2003

«Deutsche» Internetseiten

Afrika

Asien

Australien

Europa

Lateinamerika

Nordamerika

Actualidades

Aktuelles

Für Deutschsprachige, deren Nachfahren und Vereinigungen

Impressum

 

 

 

CAAL 2009 Pozuzo

Siebtes Treffen der deutschsprachigen Gemeinschaften Lateinamerikas

Sétimo encuentro de las comunidades de habla alemana de América Latina

Colonia Friesland – Mennonitas en Paraguay

Origen

Por las necesidades económicas, la falta de tierra y otros motivos, los Mennonitas emigraron a partir del año 1789 de Prusia a Rusia. Ahí fundaron varias Colonias que con el correr del tiempo llegaron a obtener un alto nivel económico, industrial y cultural. Pero después de la revolución del Bolchevismo en 1917, los Mennonitas en Rusia vivieron tiempos muy difíciles. En el año 1929 un grupo de Mennonitas huyó a Alemania, desde ahí llegaron al Paraguay y fundaron la Colonia Fernheim en 1930.

En 1921 los inmigrantes recibieron a base de un privilegio la liberación del servicio militar, la libertad de religión y del juramento, el derecho de fomentar la propia cultura y mantener las escuelas propias.

Otro grupo de Mennonitas procedente de Canadá, ya había fundado en 1927 la Colonia Menno.

Después de la llegada al Chaco empezaron a construir su existencia de la nada. Pero a causa de la difícil situación climática y económica, además de discordancias civiles, un tercio de los habitantes de la Colonia Fernheim abandonó la comunidad a 7 años de haberla fundado en el centro del Chaco Paraguayo, en busca de nuevos y mejores horizontes en la región oriental del Paraguay.

En el mismo año, 1937, fundaron la Colonia Friesland a 45 km del Río Paraguay en el Departamento San Pedro. El nombre «Friesland» proviene de uno de los lugares de origen de los mennonitas, en los Países Bajos de Europa.

La Colonia Friesland fue fundada en 1937 con 135 familias, que eran unas 750 personas, sobre una superficie de 6700 ha. Esta área se componía de 40% de monte virgen, 45% campo abierto, 15% tierras bajas o esteros. En 9 aldeas fundaron 146 fincas: Korniesheim, Grossweide, Central (centro de la Colonia Friesland), Grünfeld, Rückenau, Landskrone, Waldheim, Rosenberg, Blumenau und Orloff.

A pesar de las muchas ventajas que esperaban los colonos con el traslado del Chaco Paraguayo a la región oriental, pronto se dieron cuenta que faltaba un adecuado mercado de la venta de su producción. El cultivo del algodón que conocían del Chaco, no funcionaba en forma rentable en esta zona. Al pagar todos los créditos, que tenían pendiente de la adquisición de sus respectivos territorios, el cultivo de algodón sobre una superficie de 292 ha en el año 1944, disminuyó a 9 ha hasta el año 1950. Lo que se plantaba era para el consumo propio y los colonos intentaron mantenerse mediante ganancias como fleteros, ofreciendo movilidad a otras personas en carretas hasta el puerto donde se hacían intercambios de mercaderías o realizar algunos viajes, además fueron empleados, artesanos, ganaderos, etc. La inestabilidad económica de estos años causó desesperanzas acerca del futuro a los habitantes y empezó una gran emigración al Brasil, Canadá, Alemania, Argentina y a la Colonia Fernheim.

Mas tarde, con un enorme esfuerzo y un estable desarrollo económico, fueron comprando más territorios para el cultivo; con eso aumentó considerablemente la producción agrícola. Los colonos dejaron de trabajar como empleados y volvieron a ser agricultores, 25 años más tarde fueron fundadas además las aldeas Hohenau, Ibaté, Isla Margarita, Grünau y Tirol. En la actualidad residen en la Colonia Friesland unas 228 familias, con un total de 675 personas. La Colonia tiene una superficie de 43 145 ha. A esas propiedades se adjuntan las propiedades particulares.

Cooperativa Friesland

La Cooperativa fue iniciada en 1941. Era una iniciativa privada de 63 personas. La fundación de la misma necesitaba un capital para poder desarrollarse. Muchos de los colonos demostraron una cierta incertidumbre hacia esta organización. En general no se veía la necesidad de esta unión. Tres años más tarde, en Enero de 1944, el presidente de la junta de vigilancia, Hans Neufeld, informó sobre el funcionamiento de la Cooperativa y dio énfasis en la necesidad de que todos los colonos deberían ser socios de dicha institución. Pero recién el 12 de Noviembre de 1947 se fundó la «Sociedad Cooperativa Agrícola Friesland Ltda.». El objetivo era mejorar la difícil situación económica a base de una cooperación de sus socios en todos los ámbitos. Además se veía la necesidad de mejorar y estabilizar la producción agrícola, ganadera e industrial. Los productores cuentan con un apoyo constante por parte de la Cooperativa en todo el proceso de la producción, como también en la respectiva comercialización.

La Cooperativa es administrada por un presidente, un consejo de seis miembros y una junta de vigilancia. El presidente de la Cooperativa es elegido en forma democrática por los socios de la mencionada institución. La instancia máxima de la Cooperativa es la Asamblea General de todos los socios, que decide también sobre los asuntos y las necesidades más importantes.

La «Soc. Coop. Agr. Friesland» cuenta en la actualidad con 202 socios. Su función es de fundamental importancia para los socios de la institución, como también para los habitantes que residen en los alrededores. Con una administración eficiente, es posible brindarles a los socios un apoyo y un servicio efectivo.

Asociación Civil

La «Asociación Civil de la Colonia Friesland» es una asociación de los colonos para los asuntos civiles. En la mayoría de los casos los miembros de la asociación civil son los mismos socios de la cooperativa Friesland. La presidencia de la mencionada organización es ejercida en forma conjunta con la presidencia de la cooperativa. Los objetivos de la Asociación Civil se concentran en el apoyo mutuo, el fomento de la educación en el sentido cristiano, la estabilización del trabajo social, fomento del desarrollo económico y cultural de los socios, desarrollo de una cooperación y ayuda vecinal en los alrededores, además de apoyo a la educación de jóvenes y adultos.

La administración de la Asociación Civil de la Colonia Friesland administra la escuela y el colegio, el hogar de ancianos, los servicios sociales, mantenimiento de caminos, etc. Las instalaciones para el sector social son de gran importancia para los colonos. De esta manera se puede garantizar una estabilidad económica, cultural y de salud dentro de la comunidad. Los respectivos costos son abastecidos a través de aportes de los socios de la Asociación Civil.

Friesland en el contexto nacional

Mediante la Asociación de las Colonias Mennonitas del Paraguay (ACOMEPA) y los comités de las congregaciones Friesland tienen constante relacionamiento y contacto con las otras colonias Menonitas. Mediante este enlace existe una conexión al Hotel Menonita en Asunción, al Sanatorio Eirene, al Internado para estudiantes en Asunción, Instituto de Formación Docente, Centro de Formación Professional, y otros. También son de importancia los contactos con el ser vicio voluntario, Hospital km 81 y universidades de teología. Con las otras colonias en particular hay un contacto en el ámbito laboral y cultural.

La Colonia Friesland está integrada en el sistema administrativo nacional. La Cooperativa Friesland y la Asociación Civil de la Colonia Friesland están reconocidas jurídicamente por el gobierno nacional. La comunidad se encuentra en la jurisdicción de la Municipalidad de Itacurubí del Rosario. La educación escolar básica y la educación secundaria están reconocidas por el Ministerio de Educación y Cultura. También el Hospital Tabea está registrado en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

En los alrededores de la Colonia Friesland residen unos 80 000 paraguayos. Los colonos hacen un gran esfuerzo de mantener su creencia y tradición, pero también se integra en su medio ambiente inmediato. Brindar un aporte positivo a la nueva patria y ser un buen ejemplo para las comunidades vecinas: es el gran desafío de los pobladores de la Colonia Friesland para el futuro!

Gerolf Hartmann

Paraguay

El texto arriba es un extracto de la exposición completa.

Vollständiger Text in deutscher Sprache.